EL LENGUAJE DEL RIO
Navego desde hace varios años y la posibilidad de estar dentro del río me hizo sentirlo, y desde allí descubrir que es algo vivo que tiene su carácter, a veces está tranquilo otras muy excitado, que crece y decrece modificando el paisaje completamente.
Me gusta mucho el agua, su color con sus infinitos matices; también están los peces, las aves que se van moviendo constantemente, y el viento que todo lo cambia, haciendo que el río esté en permanente transformación.
Esto llegó a mí a través de mis sentidos, decidí plasmarlo en mi obra, dejándome llevar por la emoción que me transmite estar en el río “desde adentro”, sintiendo su inmensidad, su vitalidad y permitiéndome ver un horizonte claro.

Serie - realizada en 2004 - 2005